EMBARAZO ECTÓPICO

En la etapa fértil de la mujer, cuando se es activo sexualmente, a menudo ante el retraso del periodo o la primera falta de este debemos confirmar o descartar un embarazo. 

Para salir de dudas frecuentemente recurrimos al conocido test de embarazo que se puede adquirir en farmacias sin necesidad de aportar ninguna receta y que consiste en comprobar mediante la orina si el resultado es negativo o positivo. 

Si estos test no nos aportan un resultado claro o si continuamos con dudas,  también podemos hacernos una analítica de sangre que mida la hormona GCH.

El siguiente paso que deberíamos dar, tanto si se confirma el embarazo como si no pero seguimos sin menstruar, es pedir cita con nuestro ginecólogo.

La visita al ginecólogo determinara mediante la realización de una ecografía en qué estado nos encontramos y marcara los siguientes pasos a dar.

En ocasiones aunque se confirme un embarazo este puede no evolucionar como desearíamos y terminar en un aborto espontaneo o puede producirse fuera del útero recibiendo el nombre de  embarazo ectópico

¿Qué es un embarazo ectópico?

El embarazo ectópico es aquel que se produce cuando el feto se desarrolla fuera del útero, dando lugar a una gestación que físicamente no puede progresar. 

El embarazo ectópico se suele dar en la trompa de Falopio y mas raramente también se puede producir  en el cuello del útero o cérvix, en los cuernos uterinos, en el ovario… 

Síntomas, señales y signos de alarma 

Los síntomas de un embarazo ectópico aparecen una semanas después de que se produzca la concepción.

Al crecer el embrión, hacia  la 6ª semana de embarazo,  este alcanza  los 3 o 4 centímetros, rompe la trompa, el ovario o el cuello uterino, provocando una fuerte hemorragia y dolores abdominales, que puede poner en peligro la vida de la madre.

En ese momento también se produce un aborto espontáneo.

Sin embargo, hasta que la exploración ecográfica vaginal confirma que el embrión no está bien implantado, los primeros síntomas de un embarazo ectópico pueden ser similares a los de una gestación normal.

Posibles causas de un embarazo ectópico

Las causas de la mala implantación en un embarazo  ectópico son variadas, a veces, desconocidas.

 Entre los posibles motivos se dan:

  • Obstrucción de las trompas de Falopio
  • Trompas demasiado largas y tortuosas o, por el contrario, muy pequeñas.
  • Embarazos producidos con  técnicas de reproducción asistida.
  • Que la mujer se quede embarazada a pesar de llevar insertado un dispositivo intrauterino (DIU).

Otros factores  que pueden resultar de riesgo son ser mayor de 35 años, padecer endometriosis o tener antecedentes de embarazos ectópicos.

¿Cómo se trata el embarazo ectópico?

El síntoma más frecuente en un embarazo ectópico es un sangrado vaginal anormal, lo que será primer indicativo para acudir con urgencia al ginecólogo o a un centro hospitalario.

El profesional médico según el estado en el que nos encontremos o lo avanzado del embarazo optara por tratarnos quirúrgicamente o si la trompa aun no está dañada , o no se ha producido sangrado, podrá considerar un tratamiento más conservador con un medicamento que impide que el embarazo siga su curso.

¿Qué es un aborto espontáneo?

Decimos que un aborto es espontaneo cuando el embarazo termina de forma natural antes de la semana 20 del mismo, la mayoría se producen en las 12 primeras semanas de gestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba