Reflujo en el embarazo

 en Embarazo, Ginecología, Preguntas frecuentes, Sin categoría

El reflujo es muy común durante el embarazo y se presenta con una frecuencia del 45 al 80% en las mujeres embarazadas. Las modificaciones anatómicas y funcionales abarcan en mayor o menor grado, y casi sin excepción, a todos los órganos y sistemas.

Estos cambios se relacionan tempranamente con las demandas metabólicas del feto, placenta y útero, por un lado, y por otro, con los niveles en aumento de las hormonas del embarazo, especialmente la progesterona y los estrógenos. Luego, a partir de la mitad de embarazo, los cambios anatómicos son provocados, por la acción mecánica del útero en crecimiento.

Los síntomas del reflujo, tiene una diferente frecuencia, dependiendo el trimestre del embarazo:

  • Primer trimestre: 52%
  • Segundo trimestre: 24 a 40%
  • Tercer trimestre: 9%

Reflujo gastrointestinal en embarazadas

Como resultado del embarazo, existe una mayor presión en el estómago y una mayor producción de la hormona progesterona. Esta hormona relaja sustancialmente los músculos.

El agrandamiento uterino incrementa la presión intragástrica y disminuye el ángulo gastro-esofágico, facilitando el reflujo del contenido gástrico hacía el esófago.

El reflujo gástrico es común durante la gestación

Por ello, las parturientas, deben ser siempre consideradas como con estómago lleno y con riesgo de aspiración ácida, sin que se tenga en cuenta las horas de la última comida.

¿Son necesarios los test diagnósticos?

Los test diagnósticos, generalmente no son necesarios si hay síntomas, pero si se realizan si hay cualquier duda o complicación:

  • La endoscopia es el procedimiento de elección y puede realizarse de forma segura con el control de la presión, la oxigenación y la utilización juiciosa de la sedación.

¿Qué alimentos son aconsejados para evitar el reflujo durante el embarazo?

  • Leche y lácteos: se aconseja los menos grasos, leche semidesnatada o desnatada, yogures no enriquecidos con nata, queso fresco, quesos cremosos, requesón, cuajada, petitsuisse, mousse de yogur.
  • Carnes, pescado, huevos y derivados: Carnes con poca grasa, pescado blanco, huevos revueltos o una tortilla o escalfados o pasados por agua, fiambre de pollo o pavo.
  • Cereales, patatas y legumbres: Todos salvo los indicados en “alimentos limitados”
  • Verduras y hortalizas: Evitar las flatulentas (col, coliflor, repollo, alcachofas, cebolla, etc.).
  • Frutas: Frescas muy maduras, no ácidas, batidas o asadas, en compota o en puré.
  • Bebidas: Agua, caldos, infusiones suaves (salvo de menta o con extractos de menta), zumos no ácidos, bebidas sin gas.

Para cualquier duda que pueda surgirte sobre el reflujo en el embarazo, te invitamos a que contactes con nosotros a través de nuestro teléfono:963 51 82 62 ó mediante el mail: info@clinicaespinosa.com

Para más información sobre nuestros servicios visita nuestra web: www.clinicaespinosa.com. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook e Instagram

Showing 2 comments

Dejar un comentario